Para 2030, casi 60% de la población mundial vivirán en zonas urbanas